Línea de producción de baldosas de cerámica cuesta 100 000 euros